Todo el proceso de fabricación es sometido a rigurosos controles que garantizan la máxima calidad del producto y de los materiales utilizados para su elaboración, avalada por los más exigentes certificados europeos.